Desnuda

Por Mariana Castellano / Publicado en La Rama 05 / Verano 2020-21

Se había desnudado del todo.
Parada ahí frente a él, lo traspasaba.
Así.
Inmensamente blanca, aguitarrada.
El pelo le caía en los hombros, casi hasta la cintura.
Se le enredaba en sus dedos.
Rendida.
Con esa mirada más estelar nunca vista en los cielos.
Desnudez en el alba.
Se vació de ella.
Libre .
Es casi como una imagen angelada.
No había hecho falta sacarse ni una sola prenda.
Ella es la que emana.
Con el cuerpo que le late.
Es como una gota en el agua, que forma esos círculos hipnóticos, expansivos. Ondulando.
La que ves ES.
Esa.
Con la ropa puesta pero desnuda en todo su esplendor mágico.
En cada gesto que te acaricia.
En cada palabra que escupe sin querer.
En las manos frias de otoño, que ojalá se hagan invierno y también quizás primavera. Desnuda de SER .
Se le vé todo.
Mírala.
Leela.
Dice más en esa desnudez vestida, que en su desnudez pálida.
No se sacó la ropa y corre y se sostiene en esos brazos que abarcan.
Ella.
Entera.
Rendida.
Desnuda de ella. 

Publicado en Newsletter y etiquetado , , , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *