Ese niño

Por Fanny Novack Pandelés / Fotografía Adolfo Arman / Publicado en La Rama 04 / Primavera 2020

«Había escuchado acerca de que algo monstruoso habitaba en aquella casa.

Había algo oculto que nadie del pueblo lograba discernir.

Aún así, yo estaba allí.

Y de pronto, surgió de la nada.

Me contempló con una mirada colmada de abismos, con un atisbo de animal herido.

Por un instante quedé perpleja.

Sentí hundirme en esa oscura profundidad casi laberíntica que me mostraba.

En ese intervalo de tiempo aprovechó a arrebatarme los dulces que me habían regalado sus padres.

Pero en ese arrebato no quería quitarme los caramelos, quería arrebatar aunque sea una mínima porción de dulzura, de esa amorosidad que su familia me concedia.

Si al fin y al cabo, ambos éramos niños.

Que culpa tenía él de haber nacido así, con esa enfermedad que no solo lo hizo frágil y grotesco, sino que le robo su infancia».

Publicado en Newsletter y etiquetado , , , , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *