De cena y amantes

ELLA estaba cenando a su último amante, la naturaleza es brutal y no puede ser contenida. Con pena (pero con hambre voraz) crujían crocantes patas en su boca.

Leer más